30 marzo, 2021
bruxismo

QUÉ ES EL BRUXISMO

El bruxismo es un problema de tipo neuromuscular, muy frecuente en la población, que consiste en un hábito involuntario de contracción de la musculatura mandibular y rechinamiento de las estructuras dentales, sobre todo durante la noche, aunque también puede darse durante el día.

La contracción frecuente y permanente de la musculatura genera alteraciones en la mandíbula y sobreestimulación de las estructuras nerviosas de la zona de la cabeza.

Entre algunos síntomas puede provocar cefaleas (dolor de cabeza), cervicalgia (dolor cervical), dolor de oído, dolor en hombros, dolor e inflamación en los músculos y articulación de la mandíbula (ATM), e hipersensibilidad dental, pudiendo llegar incluso a fracturarse alguna pieza como consecuencia de ese desgaste.

El estrés es el principal causante del bruxismo, aunque existen otros factores que pueden aumentar los síntomas, como pueden ser malos hábitos alimentarios, la falta de descanso y sueño o problemas emocionales de distinta índole.

Existen diversos tratamientos y ejercicios que se pueden emplear para tratar el bruxismo: ejercicios de movilización de la articulación, estiramientos, masajes de la musculatura implicada (intracavitaria y superficial), tratamientos con punto gatillo, punción seca, inducción miofascial, trabajo de cadenas musculares de la cabeza y cuello, ejercicios de propiocepción y reeducación postural.

La mejoría suele ser progresiva, consiguiendo efectos positivos si se sigue un tratamiento regular.

Deje su Comentario

Please enter your name.
Por favor, introduzca un comentario.