2 febrero, 2021
puncion seca

Tratamiento de Punción Seca en el Síndrome del Dolor Miofascial

¿Qué es la punción seca?

La punción seca es una técnica de tratamiento semi-invasiva empleada por fisioterapeutas que utiliza agujas de acupuntura en el tratamiento del síndrome de dolor miofascial, caracterizado por la presencia de puntos gatillo o “trigger points”.

Se considera una técnica semi-invasiva, ya que las agujas penetran la piel, presionando y estimulando el punto gatillo con el fin de modular y disminuir el dolor que éstos pueden producir o irradiar.

 

¿Qué es un Punto Gatillo Miofascial (PGM)?

El punto gatillo se define como un punto doloroso dentro de una banda tensa o contractura palpable dentro del músculo. Este dolor es producido por la liberación continua de un neurotransmisor llamado acetilcolina, que va a impedir que las fibras musculares hipertensas se relajen. Todo el proceso constituye un círculo vicioso que provoca una isquemia muscular local (disminución del flujo sanguíneo) que favorece así la producción y propagación de dolor.

Tipos de Punción Seca:

  • Punción seca superficial: en este caso la aguja no penetra más de 1 centímetro de tejido, por lo que solamente actúa en el tejido celular subcutáneo.
  • Punción seca profunda: en este caso la aguja penetra más profundo, hasta llegar al punto de gatillo y estimulando el mismo. Los centímetros de profundidad en la introducción de la aguja dependen del músculo y el tipo de punto gatillo.

 

¿Cómo actúa la punción seca sobre los Puntos Gatillo Miofasciales?

El tratamiento de punción seca produce una relajación muscular refleja con aumento de la elasticidad de la musculatura diana. Todo ello se produce mediante la introducción de la aguja sobre el punto gatillo, para general un estímulo de presión y contracción en el mismo, y por consiguiente la liberación de acetilcolina y ruptura del ciclo de producción de dolor.

La estimulación del PGM con la aguja se realiza de diferentes maneras, con el fin de provocar una respuesta de espasmo local o contracción involuntaria, que finalmente conseguirá la relajación en la musculatura:

  • Introduciendo y retirando la aguja rápidamente.
  • Haciendo barridos o movimientos giratorios con la aguja.

El tratamiento de Punción Seca, con una duración de aproximadamente 5 minutos, debe complementarse con otras técnicas empleadas en fisioterapia como terapia manual y estiramientos que potencien la efectividad de la técnica.

Es una técnica que puede resultar ligeramente incómoda o dolorosa mientras se realiza, y que puede conllevar dolor post punción durante unas horas o varios días. Sin embargo, su alta y bien contrastada efectividad hace de ella una técnica de elección en el manejo del síndrome del dolor miofascial.

 

Indicaciones de la Punción Seca:

  • Cefaleas o Dolores de Cabeza.
  • Dolor cervical, dorsal y/o lumbar.
  • Lesiones musculares: sobrecarga muscular, elongación muscular, etc.
  • Tendinopatías.
  • Artrosis Articular: en cada articulación afectada por procesos degenerativos se activan distintos PGM que desencadenan un dolor independiente al propio daño intraarticular. Dicho fenómeno puede mejorarse con la aplicación de punción seca en dichos PGM.

Deje su Comentario

Please enter your name.
Por favor, introduzca un comentario.